El espacio Diálogos con el arte del Foro Psicoanalítico de Madrid presenta el próximo viernes 14 de febrero, a las 20 horas, un nuevo encuentro con Fernando Baena, en el que se establecerá un diálogo entre el artista y los psicoanalistas miembros de la comisión de organizaciónen torno a la performance, titulada La pantalla, que se celebró el pasado 29 de noviembre también en nuestra sede. A continuación reproducimos el texto de presentación del autor.
Os enviamos también un enlace del vídeo realizado por el propio Fernando Baena sobre la performance, en la que estuvo acompañado por la artista performer Marianela León:

 

Fernando Baena es un artista que cuenta con una larga trayectoria que abarca diversos modos de expresión: performance, instalación, vídeo y fotografía. Podéis ver una muestra de su obra en su página web:
Os esperamos en nuestra sede, con entrada libre y gratuíta. 
 -La comisión de organización: 
Evaristo Bellotti
María Luisa de la Oliva
Gloria Fernández de Loaysa
Sol García
Rebeca García
Félix Recio
Carmelo Sierra

Imagen La Pantalla

LA PANTALLA

Fernando Baena
La performance será realizada por dos personas que realizarán sus acciones interactuando en contadas ocasiones. Como fondo de la acción y elemento principal se proyectará el vídeo El sueño de Courbet. Trabajaremos sobre dos claves de lectura del esquema lacaniano de la sublimación en base a la relación entre el objeto y el vacío (la ausencia, lo irrepresentable).
La primera concibe el vacío como lugar pre-existente y condición de la representación artística. La sublimación consistiría en “elevar” un objeto a ese lugar. Se privilegia así la noción de imagen como velo o pantalla que nos distancia del horror del vacío. Para Jean-Luc Nancy, el objeto a no tiene sólo
una faz negativa puesto que en tanto objeto de la pulsión produce un exceso en términos de goce, de reserva libidinal.
La segunda invierte la dirección de la argumentación: la presencia del objeto –o el producto artístico en general– sería lo que haría posible postular retroactivamente la existencia del lugar vacío. La sustracción o espaciamiento de un elemento permitiría sostener la diferencia garantizando de modo precario el vacío. Según Žižek, el intento de rasgar la pantalla o imagen y desenmascarar lo real muestra su reverso inconsciente: se trataría de ofrecer el propio cuerpo para el goce del Otro, para horadar en él un agujero que garantice el lugar vacío. La imagen ya no sería velo, sino escena y presencia
material del cuerpo.

Compartir:

Last modified: 12 febrero, 2020

Comments are closed.